martes, 14 de diciembre de 2010

Kung Fu - Diálogos- Una mantis religiosa mata

-Puede cocinar si lo hace bien… lo hace bien?
-No como carne.
-Por qué? Le hace daño?
-No creo que se deba matar para comer.
-No me extraña que esté tan delgado.


-Le odio
-El odio es inútil

-Con eso podría atravesar a un hombre.
-Yo no utilizo el arco para matar
-Entonces para qué?
-Para meditar
-Meditar? Y en que piensa?
-No pienso en nada, salvo en ser uno con la flecha……
-Y espera que me crea eso?...... Cómo puede tirar así en la oscuridad?
-Mira mis ojos… (cierra los ojos y dispara la flecha)
-Cómo ha podido hacer eso?
-Yo no he hecho nada, no se hace…
-Que quiere decir con que no se hace??
-Es una experiencia, se siente, simplemente sucede.
-Sucede?
-El poste, la flecha, el arco, no son distintas, no son cosas diferentes, todos son… uno
-Ya veo, pero no creo que pueda comprenderlo.
-Eso es bueno.
-Por qué es bueno?
-Es el dilema eterno, cuando cejes en tu empeño por comprender sabrás… la verdad aunque no la comprendas

-Como sabe tanto de arcos y de caballos?
-El caballo vive, yo vivo, compartimos la naturaleza, somos uno.
-Uno? No he conocido nunca nadie como usted.
-Confío en que eso sea bueno.
-No se siente solo yendo de un lado a otro sin pertenecer a ningún sitio?
-Me pertenezco a mi mismo.


-Oiga es verdad lo que le dijo a mi padre que usted no teme a la muerte?
-Si.
-No podría enseñarme a no tenerle miedo?
-Es demasiado pronto.. Es algo que un hombre no puede enseñar a otro.

-Que estaba haciendo ahí sentado? meditando otra vez?
-Estaba vaciando mi mente, de impurezas, de distracciones..
-Y eso como se consigue?
-Contemplo la naturaleza de las cosas tal como son.
-Así es como consigue controlar su cólera?
Así es como intuyo en todos de los aspectos de la vida un cierto sentido de paz.

-Golpea la llama usando tus piernas y brazos como un látigo… de tal forma que la llama no oscile, no debes rozar la vela.
-Cual es la finalidad de tan difícil ejercicio?
-La disciplina, el golpe debe ser certero, concentra en el toda tu fuerza.
-Maestro mi mente esta confusa, aprendemos a fortalecer nuestro cuerpo y sin embargo se nos enseña que tenemos que respetar a todos aquellos contra quienes podríamos emplear nuestra fuerza.
-Cuando tu vida o la de un inocente sea amenazada, entonces sabrás defenderla.
-Y estando mejor preparado que los demás para hacerlo, no debería enfrentarme al enemigo y luchar?
-Ignora a quien te insulte, controla el hervor de tu sangre, huye del que te ha ofendido.
-No es esa la actitud de un cobarde?
-El jabalí salvaje huye del tigre, la naturaleza ha provisto a ambos con armas mortales y ambos saben que pueden causar la muerte del otro, al huir el jabalí salva su propia vida y también la del tigre. Eso no es cobardía es amor a la vida.

-Maestro he de vivir siempre en la soledad?
-La sientes acaso?
-No, no me asusta la soledad, pero no comprendo por qué no me urgen los deseos que sienten otros hombres.
-Recuerdas el primer día que llegaste aquí? Permanecías bajo la lluvia, no jugabas con los otros discípulos.
-Mis padres habían muerto, estaba solo.
-Por eso tardaste tanto en reunirte con nosotros?
-Si, por eso.
-También nosotros estábamos solos.
-Pero Vivian aquí, juntos…
-El hombre como los animales, está hecho para vivir con otros de su especie, pero el significado que tiene vivir en grupo se encuentra a través de la soledad.
-Por eso es por lo que me aceptaron y me enseñaron?
-Te hemos enseñado a ser hombre, porque ya poseías el conocimiento.

-Sabe que es una mantis?
-Un insecto muy grande parece una rama cuando esta en posición vertical.
-Y parece que reza… Es la postura que toma antes de matar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante lo de que "somos uno", yo estoy de acuerdo con eso, creo que todos somos energía vibrando a diferentes frecuencias.
Tengo que volver a ver al "pequeño saltamontes".. jajaj.
Un abrazo.
Celso

Cinta de Aro dijo...

Si yo también estoy de acuerdo y lo pienso, lo veo, lo oigo... y a veces lo siento. Gracias por comentar Celso, un abrazo.