jueves, 23 de marzo de 2006

Individualismo

Nacemos como seres individuales, y vivimos en sociedad porque de alguna forma nuestro éxito como especie depende de ello, y muy a nuestro pesar nuestra identidad se diluye, y nuestros derechos individuales se confunden con nuestros deberes sociales.

En la adolescencia nuestro individualismo aflora, con el tiempo vamos cediendo terreno a la colectividad, cumplimos con nuestro deber en el trabajo y nos sometemos a horarios y rutinas, cumplimos nuestro deber con la familia y les proporcionamos un hogar ordenado y limpio luchando cada día contra la locura y el caos. Nos sacrificamos por nuestros hijos de una forma convencida y natural anteponiéndolos a todo. Podemos hacer o decir cualquier cosa pero no podemos elegir lo que sentimos, ni podemos automutilar completamente nuestra intimidad y nos sentimos individuales y libres.

En nuestro camino a través del tiempo por la vida, las circunstancias van modificando nuestra existencia, nuestra percepción y nuestros sentimientos, y nos afecta y nos confunde y nos sentimos contrariados y también afecta y confunde a las personas que nos rodean por la proximidad, por las expectativas.

No podemos inventarnos un muro imaginario que nos produce agresividad y rencor hacia nosotros y hacia otras personas que creemos responsables, un muro que nos aísla y nos obsesiona cuando detrás están los derechos y sentimientos individuales de otros, no podemos llamarle incomunicación cuando se trata de imponer nuestra voluntad a los demás por miedo, no podemos evitar el cambio cuando nosotros mismos lo hemos propiciado. No se trata de vencer la desconfianza, ni siquiera de poner voluntad y esfuerzo se tratar de asumir nuestra responsabilidad, de respetar los sentimientos de los demás y de aprender a distinguir cuando es nuestro problema.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

En pocas palabras, que de donde ya no queda no se puede sacar más. Las cosas son como son, al fin y al cabo la vida no es más que una sucesión de luces y sombras, y nos toca lo que nos toca y lo que nos buscamos…………………

Edelweis dijo...

El libro favorito, tambien a mi me gusta por lo de la "seguridad Social", que te cachee un "cuerpazo" que cuida de la seguridad social es un gozo. Ahora bien, eso de Ley.... ¿Que pena ponen si me cachean en horas de servicio? Has ampliado tu espacio y me gusta. ¡Penelope, tu vales mucho? Un abrazo

Anónimo dijo...

Very pretty design! Keep up the good work. Thanks.
»